“Gracias por acompañarnos, por abrirnos los ojos a un mundo en donde sólo aprendemos a ser mejores personas. Por tener paciencia a mi resistencia como madre a ser parte y respetar mis tiempos, siempre con una sonrisa, y por sobre todo, gracias por el cariño y todos los logros de nuestro Vicente.”